Entrada: Bienestar en las Organizaciones: Una Prioridad Ineludible 

Bienestar en las Organizaciones: Una Prioridad Ineludible 

Sabemos que el bienestar laboral se refiere al conjunto de condiciones que generan en los miembros de una organización un sentimiento de satisfacción con el espacio físico y emocional en el que desempeñan sus funciones. Pero el bienestar, como la mayoría de las cosas en la vida, no es estático, va evolucionando y adquiriendo un rol primordial a nivel estratégico.  

En los últimos años, el concepto de bienestar en las organizaciones ha pasado de ser una idea opcional y algo higiénico, a convertirse en una prioridad esencial, motor de la cultura y el desempeño organizacional. El bienestar de los colaboradores ya no es una ventaja adicional, sino un componente fundamental para la productividad y la eficiencia. Los beneficios para los colaboradores se limitaban a salarios y, en algunos casos, algunos beneficios como seguro médico. Sin embargo, con el tiempo, las empresas comenzaron a darse cuenta de que las necesidades emocionales, físicas y mentales de las personas son fundamentales para que una organización logre sus objetivos de negocio. 

En los años 80 y 90, empezamos a ver programas de bienestar más estructurados, como membresías en gimnasios, seminarios de salud y, ocasionalmente, apoyo psicológico. A medida que la investigación en psicología organizacional y recursos humanos avanzaba, quedó claro que un colaborador feliz y saludable es más productivo y comprometido. 

El Bienestar en el presente 

Hoy, el bienestar en las organizaciones ha evolucionado para abarcar un enfoque más holístico. No se trata solo de la salud física, sino también del bienestar emocional, mental y social. Programas de mindfulness, horarios de trabajo flexibles, opciones de trabajo remoto, espacios de trabajo ergonómicos y programas de desarrollo personal son solo algunos ejemplos de cómo las organizaciones modernas están priorizando el bienestar de sus empleados. 

¿Por Qué es una Prioridad Hoy en Día? 

La salud mental ha dejado de ser un tema tabú. Con la pandemia de COVID-19, se hizo evidente que la salud mental es tan importante como la salud física. Las organizaciones están invirtiendo en apoyo psicológico y programas de bienestar mental para ayudar a sus colaboradores a gestionar el estrés y la ansiedad. 

Según un informe de la OMS, la depresión y la ansiedad cuestan a la economía global un billón de dólares al año en pérdida de productividad. 

Los mejores talentos buscan más que una buena remuneración. Quieren trabajar en un lugar que valore su bienestar y les ofrezca un equilibrio entre la vida laboral y personal. Las empresas que invierten en el bienestar de sus colaboradores son más atractivas para los candidatos y tienen tasas de retención más altas. 

Un estudio de Gallup encontró que las empresas con programas de bienestar robustos experimentan un 41% menos de ausentismo y un 59% menos de rotación de personal. 

Por otro lado, los colaboradores que se sienten valorados y cuidados son más productivos. Cuando no están preocupados por su salud o bienestar, pueden concentrarse mejor en su trabajo y aportar lo mejor de sí mismos. Un informe de la American Psychological Association muestra que los colaboradores que se sienten apoyados en su bienestar son un 21% más productivos. 

Un enfoque en el bienestar fomenta una cultura organizacional positiva. Los colaboradores son más propensos a colaborar, innovar y mantener una actitud positiva cuando se sienten bien en su entorno de trabajo. Según el Harvard Business Review, las organizaciones con una cultura fuerte de bienestar tienen una probabilidad 3.5 veces mayor de ser consideradas lugares deseables para trabajar. 

Por tanto, hemos visto que el bienestar en las organizaciones ya no es un lujo, sino una necesidad estratégica. Invertir en el bienestar de los colaboradores es invertir en el futuro de la empresa. Las organizaciones que reconocen esto y actúan en consecuencia están mejor posicionadas para enfrentar los desafíos del mundo moderno y prosperar en un entorno competitivo. Al final del día, el bienestar organizacional no solo beneficia a los colaboradores, sino que también impulsa el éxito y la sostenibilidad de la empresa en su conjunto. 

Como Kitegroup, nuestra misión es contribuir a que las empresas y personas sean lo mejor que pueden ser, y el bienestar es un factor importante para el despliegue del máximo potencial a nivel individual y del entorno laboral. Creemos que el bienestar es la base del rendimiento óptimo, la creatividad y la innovación, cualidades esenciales para el éxito sostenible. 

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?